Emociones, Psicología

Emocionalmente feliz

Este post no trata de ningún experimento o teoría sobre psicología y relaciones laborales, se trata de experimentar la emoción de recibir una grata sorpresa en forma de libro, sobre todo si viene de una persona muy especial, mi hija Esther. ¿Porqué decido comentarlo?, proque se trata al fin y al cabo de emociones y mucho tiene que ver este regalo, se trata de un gran libro que recomiendo como «libro de cabecera» La intelegencia emocional de Daniel Góleman.

Este concepto de inteligencia emocional aparece por primera vez en un artículo publicado en 1990 por Peter Salovey y John Mayer. Pero quedó relegado en el olvido durante cinco años hasta que Daniel Goleman, psicólogo y periodista, lo convertio en el libro de moda en 1995.
Lo principal de este libro es que necesitamos ver nuestra inteligencia desde otra perspectiva. Goleman afirma que existen habilidades más importantes que la inteligencia académica en el momento de alcanzar un mayor bienestar laboral, académico, social y personal.
Otros muchos autores (Bar-On -[1997], Cooper Sawaf [1997], Gottman [1997])discrepan sobre qué habilidades debe poseer un persona emocionalmente inteligente, aunque todos ellos coinciden en que estos componentes hacen que su vida sea más feliz y facil.

Quiero llamar la atención sobre un aspecto muy importante sobre la inteligencia emocional, y es que no se trata de una teoría sobre cómo funciona la emociones, sino que es un desarrollo sobre cómo utilizar óptima y adaptativamente las emociones. Desde la psicología emocional la inteligencia emocional hace referencia al conocimiento sobre el funcionamiento de las emociones, así como a la habilidad para usar este conocimiento en la propia vida.

¿Se habéis prenguntado porqué personas tan inteligente (académicamente, en el deporte, en la política, etc.) son tan estúpidas?, creo que si. En la vida hay infinidad de ejemplos. No quiero  concretar para no herir sensibilidades, pero pensad en alguien que ha estado en la cumbre en su trabajo, en el deporte y después ha acabado en la cárcel por su culpa o lo que es peor, ha acabado con su vida.

Al fin y al cabo, la inteligencia emocional siempre nos servirá para ser más felices aunque hay que tener presente que todo lleva su tiempo y su proceso.

Quiero aprovechar este post sobre emociones para expresar las mías, y en este caso quiero agradecer por estar emocionalmente feliz a unas personas muy especiales: Mi madre Antonia, mi mujer Maria, y mis hijos Esther y Sergio.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s