Psicología

Emocionalmente estúpidos

Para algunos (más bien muchos) ser emocionalmente estúpido le reportan muchas ventajas y lo convierte en casi una religión. La crítica gratuita que normalmente les libera de toda responsabilidad ya que los culpables suelen ser los otros; el apabullamiento, que les permiten amedrentar a quienes no se someten a sus deseos. Hay muchos individuos que esto, y mucho más, le reportan mucha satisfacción, pero para nada justifica su actuación. Estos son breves ejemplos de prácticas de estupidez emocional, algunos lo practican habitualmente, otros esporádicamente (aquí nos incluimos la mayoría, diría yo.), los que lo hacen esporádicamente es necesario que sean reconocidas a tiempo antes de pasar a la «fase definitiva» (es decir, a  la práctica habitual).

Pero ¿cómo definimos la estupidez emocional?, pues se trata de una enorme insensibilidad ante las emociones ajenas, y las propias; muy torpe en las gestión de las emociones. 
El estúpido emocional no lo detectaremos a simple vista, pero basta con un breve trato para darse cuenta de ello. Es aquél que actúa contrario a todo lo que es la habilidad con las emociones. Que se carezca de inteligencia emocional, no es necesariamente ser un estúpido.
Nadie se libra de alguna conducta esporádicamente estúpida, pero la diferencia con el «profesional» de la estupidez emocional, como ya dije, está en la capacidad de darnos cuenta.
Manuel Díaz
Fuente: Torrabadella P. Estupidez emocional. Via libro.2010

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s