Psicología

¿Es terapéutico escribir?, ¿con lápiz o teclas?

Ha habido muchas investigaciones que dicen y demuestran que el escribir puede ser terapeutico, pero es necesario tener en cuenta ciertas reglas.

Es importante escribir sobre aquellos hechos negativos que nos atormenta y que normalmente no queremos contar a nadie.

Segundo, debe hacerse una descripción del problema y de las experiencias inherentes al mismo.

En este sentido puede citarse una investigación realizada en el 2006 por Sonja Lyubomirsky, profesora de la Universidad de California Riverside, donde participaron un total de 96 personas. En este caso solo se presentaron efectos positivos en aquellas personas que escribían focalizados en sus experiencias negativas, le dedicaban una media de 15 minutos diarios a este ejercicio, dejaban que las palabras fluyeran sin preocuparse por la ortografía o la gramática y se centraban en sus sentimientos más profundos sobre los hechos.
Hay especialistas que recomiendan tener en cuenta las siguientes preguntas en el momento de escribir un diario: ¿qué sucedió?, ¿cómo me siento al respecto? y ¿por qué me siento así?
Curiosamente Lyubomirsky alerta que escribir sobre experiencias positivas podría no ser tan buena idea ya que en muchas ocasiones el recuerdo de la experiencia ha cambiado y cuando nos esforzamos por ponerlo en un papel, éste se percibe como menos feliz y disminuye nuestra la satisfacción con el mismo. No obstante, si el relato es corto y no demanda de una reflexión profunda o de recordar un gran número de detalles, puede mejorar nuestro humor.

¿Existe alguna diferencia entre las palabras escritas con un lápiz y las palabras tecleadas? es probable que el hecho de escribir en una hoja de papel realmente tenga efectos aún más terapéuticos que teclear nuestras ideas. ¿Por qué?

Simplemente porque muchos de nosotros experimentamos la tecnología como algo externo.
Creo que las diferencias entre un método y otro a la larga terminan siendo muy sutiles porque, como bien afirman Krlos y José Luis; el verdadero poder terapéutico de escribir se debe a que nos hace reflexionar sobre nuestras problemáticas permitiéndonos apreciar otras alternativas y en muchas ocasiones tiene un fuerte poder liberador; como bien puntualiza Hija de la Noche.

Una de las técnicas que se utilizan para ayudar a las personas a resolver sus conflictos es pedirles que escriban en una hoja de papel los pros y los contras de sus posibles decisiones. Aunque pueda parecer una tarea muy sencilla, lo cierto es que brinda resultados asombrosos porque el hecho de escribir lo que pensamos, nos ayuda a poner en orden las ideas, brindarles otras jerarquías y apartar un tanto la emocionalidad en aras de tomar la mejor decisión posible.

No obstante, en relación con los blogs, si bien estos pueden ser terapéuticos porque nos permiten expresarnos y reorganizarnos, expertos aconsejan ir con cuidado en este sentido ya que el blog también es una forma de comunicar con las personas.

No es lo mismo escribir nuestros pensamientos más íntimos y develar nuestras emociones en un diario que nadie leerá que hacerlo para cientos o miles de personas que potencialmente podrán conocer nuestras ideas y dejarse influenciar por ellas. En este punto aparece un problema ético ya que compartiendo determinadas experiencias con personas que no tienen los recursos psicológicos para procesarlas o que son psíquicamente inestables, podríamos causar un gran daño.

Yo, al igual que la fuente de este artículo, con fines curativos, prefiero el lápiz y papel.

Fuente: Rincón de la psicología (www.rinconpsicologia.com)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s